Isla Robinson Crusoe

Islas

En la isla encontrarás un único poblado llamado San Juan Bautista con 500 habitantes y en donde podrás gozar de la amabilidad e incontables leyendas que entrega su gente, herederos de los primeros colonos llegados hace un siglo atrás.

Clima actual en Robinson Crusoe

13.2ºC | Mayormente soleado

En la isla encontrarás un único poblado llamado San Juan Bautista con 500 habitantes y en donde podrás gozar de la amabilidad e incontables leyendas que entrega su gente, herederos de los primeros colonos llegados hace un siglo atrás. Los grandes paisajes naturales en medio del Pacífico harán de esta experiencia una marca en tu vida. No te arrepentirás.

La Isla Robinson Crusoe, la principal del Archipiélago Juan Fernández, compuesto además por las islas Santa Clara y Alejandro Selkirk o Más Afuera, tiene una historia pródiga en acontecimientos. Desde su descubrimiento realizado por el navegante español Juan Fernández en 1574 se convirtió en un referente de la marinería y lugar de refugio de corsarios y piratas que se reabastecían en este paraíso.

Su único poblado llamado San Juan Bautista, es la capital de un verdadero tesoro, no sólo por el que buscan exploradores internacionales, que fue enterrado secretamente por Lord Anson a mediados del siglo XVIII, sino por uno más cercano y tangible: su gente y naturaleza. Declarado Parque Nacional y Reserva de la Biosfera por Unesco, es 61 veces más abundante que Galápagos en especies de plantas endémicas y posee trece veces más aves.


Punta de la Isla

Es el lugar al cual llegan los aviones desde el continente. En él se debe conocer El Arenal, una playa rodeada de roqueríos y lobos marinos, que se crea cuando se acumula suficiente arena (generalmente entre diciembre y febrero); la Lobería Tierras Blancas, que contiene piscinas naturales, en cuyas rocas se ha asentado una población de lobos finos de dos pelos, un especie muy difícil de encontrar en otros escenarios.


Puerto Francés

Tras esta playa rocosa hay un inmenso acantilado rodeado de cerros y bosques. Es, simplemente, un paisaje único. Es aquí, además, donde comienza la ruta hacia el cerro La Piña, que ofrece hermosas vistas hacia la otra punta de Juan Fernández desde su mirador “rebaje de la piña”.


Puerto Inglés

Cerca de la bahía Cumberland se encuentra este puerto rodeado de cerros. Lo más interesante de esta visita es conocer el lugar en el cual Mr. Bernard Kaiser y sus hombres buscaron el tan preciado tesoro de Juan Fernández. Además contiene la Cueva de Robinson Crusoe, uno de los lugares en que se estableció Alejandro Selkirk cuando pidió que lo dejaran en Juan Fernández, tras haber peleado con el capitán del barco en el cual viajaba como tripulante.


Mirador de Selkirk

Se dice que, por su ubicación, era el lugar donde Alejandro Selkirk se instalaba a esperar que algún barco llegara a rescatarlo. No por nada un poco antes del mirador se encuentra una choza, en la que se cree que el marinero escocés vivió durante un tiempo.

Actualmente es el mejor lugar para observar la isla en su totalidad. Se encuentra en el Cerro Portezuelo, desde el cual, por un lado, se ve la Bahía Cumberland, San Juan Bautista y el Cerro Centinela, mientras que hacia el otro se ve la isla Santa Clara, hacia el interior de Robinson Crusoe.


Plazoleta El Yunque

Se ubica en los pies del cerro El Yunque, y contiene las ruinas de la casa de un marinero que viajaba en el Dresden, quien sobrevivió y permaneció algunos años en la isla. Es un buen lugar para hacer trekking, pues, hay senderos que se internan en el bosque endémico. Si se tiene suerte se puede observar el Picaflor Rojo de Juan Fernández, una especie propia de la isla, que anida en la plazoleta durante cierta época del año.


Sal si puedes

Se puede llegar a este lugar por el sendero que comienza al final de la calle La Pólvora, en San Juan Bautista. Después de sumergirte en un bosque de eucaliptus y cipreses, y tras una hora de camino, llegarás a una cima, desde donde obtendrás hermosas vistas del poblado y de la Bahía Cumberland.


Trekking

La isla es para recorrerla a pie. No hay rutas para automóviles que permitan conocer hermosos parajes como el rebaje La Piña, Puerto Inglés, Puerto Francés, El Arenal o Los Ramplones. Es necesario hacer estos recorridos con un guía, pero si prefieres ir solo avisa siempre de tus salidas a Conaf.


Bucear

Aquí podrás bucear en una de las áreas con mejor visibilidad de Chile, sobre los 20 metros, con abundante fauna marina y juguetones lobos marinos.


Gastronomía

Destacada es la gastronomía, con la conocida Langosta de Robinson Crusoe, el Pulpo de Juan Fernández, erizos y peces como la vidriola, mero, breca y el pampanitos. Embarcaciones dotadas de una cocinilla ofrecen al turista pescar su alimento y luego prepararlo inmediatamente sobre el bote. Comer productos más frescos es imposible.


Esnórquelin

Para quienes no se animan con el buceo, pero están igualmente interesados en conocer la vida submarina, el esnórquelin en las orillas de la playa es ideal. Con equipamiento básico se pueden observar peces, cangrejos y muchas especies más.


Disfrutar de la Flora y Fauna endémica

El gran tesoro del archipiélago es su naturaleza única, con uno de los porcentajes de especies endémicas más altos del mundo. Se estima que esporas viajeras recalaron en estas islas generando nuevas familias de árboles y arbustos. En la fauna destacan el picaflor de Juan Fernández y el lobo fino de dos pelos.


Saludos

Es un rito y un deber. En Robinson Crusoe se saluda a todo el mundo de “hola”, no importando si ves cinco veces en el día a la misma persona caminando por la calle. No realizar este saludo es considerado mala educación. Igualmente procura ser una buena visita, respetando y escuchando las opiniones locales.


El Coral Negro

Muy típico de la isla Robinson Crusoe es el árbol llamado Coral Negro, cuya madera se utilizó durante la Colonia para fabricar palillos para tejer y botones. Actualmente este material ha evolucionado, dando paso a hermosas joyas que lo mezclan con oro o plata.


Cuando ir…

La mejor temporada para ir es entre Octubre y Febrero, pues hay menos probabilidades de toparse con lluvia, a la vez que las temperaturas comienzan a ascender y se vuelven más agradables.


Téngase presente

- La señal telefónica móvil en Robinson Crusoe es limitada. Hay una sola compañía.

- En la isla no hay farmacias, sólo una posta con servicios básicos en caso de emergencias, por lo que se recomienda llevar los medicamentos necesarios para todo el viaje.

- Tampoco hay bancos o cajeros automáticos (sólo una Caja Vecina del Banco Estado), y no se reciben pagos con tarjeta de crédito. Por eso, es imprescindible viajar con efectivo.

- El Precio de las provisiones es más alta que en el continente, por lo que es una buena idea venir con suministros.

Ubicación