Karukinka, La Reserva Natural del fin del mundo

Publicado el 7/02/2017

Tierra del Fuego, la isla más grande de Chile (29.484 km2), permanece como uno de los lugares más inalterados del planeta. Su remota ubicación en el extremo sur del territorio la han convertido en un destino exótico, donde la hiperconectividad y la creciente globalización parecen temas sacados de una película de ciencia ficción.
En la parte sur de Tierra del Fuego, emerge el Parque Karukinka, uno de los últimos ecosistemas intactos que quedan en el planeta. Son casi 300 mil hectáreas donde viven más de cien especies autóctonas, un lugar único en el mundo que se conserva gracias al trabajo de Wildlife Conservation Society (WCS), la ONG con sede en Estados Unidos que gestiona proyectos de conservación en 60 países.

En Karukinka no hay señal para los teléfonos celulares. Es la naturaleza en su estado más puro y salvaje. Es por ello, la WCS diseñó un plan de uso público, que permite conocer y recorrer el parque desde un punto de vista educativo, turístico y científico, a través de una red de senderos y caminos que llevan a los visitantes a distintos lugares de avistamiento de aves y mamíferos por lagos, bahías e inexplorados ríos.

Dentro de Karukinka, en el sector Vicuña, hay una casa de huéspedes que cuenta con los servicios básicos. Además hay 10 sitios de camping y 6 domos con capacidad para dos y cuatro personas. El parque tiene cuatro senderos establecidos, de distinta duración y dificultad. El cerro Pietro Grande, de 6,9 kilómetros se puede hacer en cuatro horas y tiene una dificultad media. En cambio La Paciencia, tiene una extensión total de 66 kilómetros y comprende distintas rutas por cinco días.

En bicicleta también se puede acceder a distintos puntos de interés, como Caleta María, el punto más austral del Parque y donde viven los colonos Ivette Martínez y Julio Gastón Contreras, quienes tienen como vecinos habituales a Pingüinos Rey, elefantes marinos y los Albatros de Ceja Negra, todas especies amenazadas.

Otra de las actividades que se pueden realizar en Karukinka es la pesca deportiva, cuya temporada comienza en octubre y termina en abril. Tierra del Fuego es reconocida como uno de los mejores lugares del mundo para la actividad, debido al generoso número y tamaño de las especies que habitan.

Fuente: http://chile.travel/noticia/karukinka-la-reserva-natural-del-fin-del-mundo/
Noticia anterior

Karukinka, La Reserva Natural del fin del mundo...

Noticia siguiente

The Singular Patagonia obtiene el premio Travellers´Choice 2017