Con este programa podrás conocer lugares poco visitados por turista, como el Salar de Capur y tener una vista privilegiada del desierto de atacama, observada desde los volcanes Toco o Tatio. Ven a vivir la experiencia.

Itinerario

Día 1: Llegada a San Pedro de Atacama

Recepción en el aeropuerto y traslado hacia San Pedro de Atacama, al Hotel Alto Atacama Lodge & Spa.

El resto del día libre para disfrutar de las comodidades del hotel, el cual está totalmente envuelto por un entorno natural. Ubicado en el exuberante valle de Catarpe de la Cordillera de la Sal, y cercano a la plaza de San Pedro de Atacama. O bien puede optar por una excursión de medio día para aclimatación (según disponibilidad).

Cena y alojamiento en el Hotel Alto Atacama Lodge & Spa.

Día 2 - 4: Expediciones a elección

Desayuno.

Cada mañana, nuestro chofer y nuestro guía recogen a los pasajeros en el Hotel, con la finalidad de dirigirse a las expediciones elegidas previamente.

Almuerzo (Si la expedición es de día completo, se
entregara un Box lunch, y si es de medio día el almuerzo se servirá en el Hotel).

Cena y alojamiento en el Hotel Alto Atacama Lodge & Spa.

Día 5: San Pedro de Atacama

Desayuno.

En la hora convenida traslado al aeropuerto de Calama para el vuelo de Regreso.

  • Traslado desde y hacia el aeropuerto de Calama.
  • 4 noches en Hotel Alto Atacama, habitación Catarpe.
  • Pensión Completa (Desayuno buffet, Almuerzo y Cena con
    menú de 3 tiempos).
  • Bar Abierto (Aperitivos, bebidas alcohólicas y refrescos).
  • Exclusiva selección de vinos chilenos.
  • Expediciones diarias a elección (2 de medio día o 1 de día
    completo).
  • Acceso a Spa.
  • Wi-fi.
  • Traslado al Pueblo, San Pedro de Atacama, desde las 09:00
    AM a las 11:30 PM.
  • Pasajes aéreos.
  • Vinos y licores Premium.
  • Masajes y tratamientos en el Spa.
  • Llamadas telefónicas.
  • Lavandería.
  • Propinas.

1. Ruta de las Llaretas. 

Duración: Día completo | Dificultad: Alta | Altitud: 4.300 m | Aclimatación: 2 días.

Ésta es una ruta especialmente pensada para preparar la aclimatación necesaria para ascender volcanes de gran altura. Su nombre “llaretas” proviene de la planta que crece pegada a las rocas en este sector, utilizada como combustible entre los pastores de la zona para hacer fuego. El camino se inicia rodeando el cerro Cenizal, al este de los Geysers del Tatio, a cuatro mil metros de altura, para luego descender por entre medio de rocas, en un sendero, apenas marcado por las huellas de animales. Eso, hasta llegar a la parte más baja de la quebrada, desde donde se inicia el ascenso hasta un portezuelo.

2. Capur

Duración: Día completo | Dificultad: Media | Altitud: 4.400 m | Aclimatación: 2 días.

Luego de adentrarnos en el Altiplano nos encontramos de frente con el Salar de Capur, el cual significa Zorro en Kunza, para luego caminar por su orilla apreciando uno de los lugares poco frecuentado por los turistas, ya que no se conoce mucho de su existencia. Comenzando en un amigable descenso, caminamos hacia un costado del salar conociendo en profundidad su nacimiento y formación, transitando por zonas de antiguos cazadores. A medio camino, comenzamos el ascenso para llegar al portezuelo donde nos detenemos para almorzar y luego seguir con la linda vista del Salar de Talar.

3. Volcán Toco

Duración: Medio día | Dificultad: Media | Altitud: 5.604 m | Aclimatación: 3 días.

El inicio de esta ruta parte en una mina azufrera abandonada. Desde ahí, a sólo algunos kilómetros de la frontera entre Chile y Bolivia, comienza el ascenso al volcán. Al llegar, la cumbre ofrece una amplia y sorprendente vista de las lagunas bolivianas y otros volcanes que son parte de la Cordillera de los Andes. Desde este lugar se puede tener una vista privilegiada del Llano de Chajnantor, donde está ubicado el proyecto astronómico Alma.

4. Volcán Tatio

Duración: Día completo | Dificultad: Alta | Altitud: 5.200 m | Aclimatación: 3 días.

A 10 km del campo geotérmico del Tatio, como dándonos la bienvenida, se encuentra este volcán el cual su cara oeste, aún sin senderos totalmente marcados, nos muestra un escarpado ascenso. Comenzando en un antiguo camino llaretero, empezamos a caminar a los 4.400 msnm ganando altura, en un comienzo el camino es tranquilo con una inclinación amigable, para llegar al último tercio y verdadero reto, en donde nos encontramos con un camino de azufre, el cual nos brinda un hermoso desafío para poder acceder a su cumbre.