Salida  desde  Santiago  hacia  el sur, alrededor  de  3 horas, llegaremos al Valle de Colchagua donde la producción vitivinícola se expande en variados viñedos y gran variedad de cepas, aunque las uvas tintas encuentran el terroir (combinación de suelo, clima e irrigación) que permite potenciar sus características, de cuerpo y aroma.  En esta zona visitaremos 2 viñedos, el circuito de los vinos del valle de Colchagua y Apalta es un imperdible para cualquier entusiasta del vino, además de tener algunos de los viñedos más premiados de Chile. Después  de  almorzar   en  un restaurante  típico  de la zona,  la excursión  continúa  con  una  visita  al Museo  de Colchagua.  Este museo   privado,   fundado   en  1995,   tiene   una  exhibición   en  paleontología,   arqueología,   arte precolombino  e historia de Chile y América, destacándose  como el museo más grande, más variado y diverso en América Latina, desde aquí comenzaremos nuestro retorno al hotel.